Saltar al contenido

La familia Franco promete detener la exhumación del dictador español

3 julio, 2018

Los nietos del general expresan una oposición’firme y unánime’ al traslado de los restos del dictador del mausoleo

La familia del difunto dictador fascista español Francisco Franco utilizará todos los medios legales posibles para impedir un plan del gobierno para trasladar los restos de sus antepasados de un gran monumento cerca de Madrid.

Según varios periódicos nacionales españoles, siete nietos de Franco emitieron una declaración expresando su “firme y unánime” oposición a la exhumación.

La declaración, publicada en El País, El Mundo y La Vanguardia, entre otros, fue una respuesta a un decreto aprobado el viernes para reducir el riesgo de que los reclamos legales pudieran obstaculizar el plan, una ambición de larga data de los socialistas en el poder.

El Valle de los Caídos, donde Franco y decenas de miles de víctimas de la guerra civil española de 1936-39 están enterrados, ha sido criticado como el único monumento que queda de Europa a un líder fascista.

Durante el gobierno de Franco de 1939-1975 -que sigue siendo un tema muy delicado más de cuatro décadas después de su muerte- decenas de miles de sus enemigos fueron asesinados y encarcelados en una campaña para eliminar la disidencia, mientras que hasta 500.000 combatientes y civiles murieron en la guerra civil, que dividió a la nación en dos.

No quedó claro de inmediato qué vías legales se abren para los descendientes de Franco frente a un decreto que necesita ser aprobado por el parlamento, pero es poco probable que sea rechazado.

La declaración decía que la familia esperaba que la orden benedictina a cargo del sitio, que está marcada por una cruz de 152 metros de altura, impidiera la “venganza” del estado, dijeron los periódicos.

El decreto da a la familia 15 días a partir de finales de agosto para decidir dónde quieren que se tomen los restos, o ceder esa decisión al gobierno.

“Si se realizara una exhumación en contra de nuestra voluntad, exigiríamos que[los restos] nos fueran entregados para que podamos proceder con un entierro cristiano”, dijo la declaración de la familia.